Jamás imaginé que haría una sesión íntima en Málaga. Para mí no era fácil, se trataba de entrar en la intimidad de una pareja. Estar ahí y que fueran ellos mismos delante de otra persona.  Y cuando llegué a casa allí estaban, nerviosos, con una media sonrisa sin saber que no era para nada como pensaban. Nos sentamos, estuvimos hablando y conociéndonos…Y de ahí salió esta sesión.

Él es londinense, ella viene de Rumanía y están dispuestos a quedarse. Son jóvenes, entusiastas y con ganas de comerse el mundo. Les encanta el clima, la comida, la gente y el buen rollo que hay por aquí.

De camino a la sesión íntima me mandaron una foto de Sophie, su perrita, y ya me enamoré del todo. Sólo quería hacerle fotos a ella y quedármela, y así, unas horas más tarde, todo terminó y me llevé a casa muchas fotos, un buen tiempo con ellos y dos nuevas amistades.

Y reconozco que no sólo fue muy fácil sino que disfruté muchísimo. Y es que Beatrice y Oliver se aman de verdad. Son de esas parejas que están compenetradas, unidas y que cuando los pones juntos irradian amor por todos lados.

Dale al play!!

 

sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega
sesión íntima en Málaga Kino Ortega